Blogia
Pepemillas La Locomotora de Moratalaz

El por qué del sobrenombre "Locomotora de Moratalaz"

El por qué del sobrenombre "Locomotora de Moratalaz" Íbamos buena parte del GGM camino del Trofeo Ekiden que se celebraba en Getafe en el mes de Febrero. Uno, con pretensiones de hacer un reportaje fotográfico y el resto a competir. Digo con pretensiones, porque al final mi labor se quedó en eso más que otra cosa. El intenso frío que hacía y la lata que me estaba dando por esos días mi tobillo con la molesta lesión de los tendones, me quitaron las ganas de casi todo. Y lo consiguió, menos en lo que referente a dar ánimos a los compañeros en cada uno de sus relevos.
Estar allí sin haber dormido, según había salido de trabajar toda la noche, también pudo tener algo que ver en el hecho de no estar muy espabilado de reflejos.
Creo recordar que íbamos repartidos en cuatro coches. En el mío, llevaba a Pilar – conocida entre nosotros como Pilotas -, el buque insignia femenino del Equipo. El hecho es que charlando, charlando, surgió el tema de nuestros orígenes deportivos. Dicho de otra forma, intentábamos los dos, saber dónde había surgido en el otro, esta afición las carreras de fondo.
Dicho de otra forma, intentábamos saber mutuamente dónde habían surgido los orígenes de nuestra afición por las carreras de fondo. Como ya le conté a ella, este fue el principio de mi afición por las carreras de fondo…
Tal vez no muchos, pero algunos sí – lo digo por cuestiones de edad -, recordará unos libros de actividades escolares pare el tiempo de las vacaciones de Verano de la Editorial Santillana. Seguramente sí los recordaréis. Eran muy entretenidos. Apaisados y llenos de cosas apasionantes – a mí me lo parecían -, que cubrían huecos sobre temas que durante el curso no se habían tocado ni de lejos.
En el correspondiente al verano en que yo cumplía unos 13 ó 14 años, había unas páginas dedicadas a los Juegos Olímpicos. Era una recopilación de los celebrados hasta esas fechas y un glosario de nombres y marcas deportivas en todas las especialidades posibles. Yo, me fui a fijar especialmente en la biografía de alguien que desde entonces y hasta la fecha, me marcó enormemente.
El atletismo en todas sus especialidades individuales y por equipos, me llamó poderosamente la atención, pero en particular, las pruebas de fondo. Empecé a leer y leer… devorar casi… Entonces fue cuando descubrí que un señor… nacido en Koprivnice – Checoslovaquia -, llamado Emil Zatopek conquistó tres medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Helsinki en 1952, en los 5.000, 10.000 metros y en el Maratón. ¡Ojo, todo esto en unos mismos Juegos! ¡Los de 1952! Pensad en los medios que había por entonces en lo que se refiere a material deportivo, léase zapatillas por ejemplo, y métodos de entrenamiento…
Era este un hombre tan peculiar por su forma de respirar cuando corría que le llamaron “la locomotora humana”.
Entonces fue cuando nació en mi mente la idea de que algún día yo debía de intentar correr este tipo de carrera. “No debe ser nada fácil”, debí pensar. Pero de siempre me han atraído los retos. Si una vez aprendí a montar en bici yo solo sin ayuda de nadie, también podría al menos intentar lo que ya comencé a considerar como una proeza.
Yo aprendí a montar en bici tirándome por una cuesta abajo y cuando la cuesta se terminaba empezaba a pedalear como un loco tratando de mantener el equilibrio, llegando cada vez más y más lejos donde el terreno era llano. Cada vez más lejos hasta conseguir dar la vuelta y regresar a la cuesta por la que me había tirado, para volver a empezar.
No recuerdo cuánto tardé en conseguirlo. Sólo sé que me lo propuse y que lo conseguí. Eso era todo lo que me importaba.
Inquieto por saber más y más fui buceando con el tiempo más y más libros y publicaciones que hablaran de los entresijos de este tipo de prueba, y de sus orígenes desde los tiempos de Filípides.
Sí, algún día yo debía de intentarlo…
El caso, y volviendo al momento actual, es que la amiga Pilotas se quedó con el dato y a raíz de ello, le dio por llamarme la locomotora de Moratalaz. Me gustó. Me quedé con ello, y lejos de merecerlo en cuanto a éxitos deportivos en esta prueba puesto que hasta la fecha lo más que he hecho ha sido correr dos Medios Maratones, espero que me motive para, una vez vencida esta maldita lesión, intentarlo en el MAPOMA de 2006. Si todo va bien, tendré la suerte de correrlo con un buen montón de buenos amigos. Siempre he corrido solo. Siempre he entrenado solo. Ahora, se me presenta la oportunidad de compartir la experiencia y hasta de dedicársela a mucha buena gente que me ha ayudado y me está ayudando a creer que puedo hacerlo.
Gracias Pilotas. Por ti, es por quien este rinconcillo se llama como se llama.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres