Blogia
Pepemillas La Locomotora de Moratalaz

Crónica de un buen susto

Crónica de un buen susto El Sábado 25 de Junio, me encontraba en la cocina de casa desayunando. Solo. Había madrugado y mientras desayunaba, veía las noticias en la tele. Creo que ya me desperté con molestias. O a lo mejor las molestias fueron las que me despertaron. Ya el día antes las tuve pero no les hice mucho caso. El caso es que la cosa empezó a ir en aumento a mucha velocidad.


Pasé de sentir unos pinchazos, a sentir unas punzadas cada vez mas fuertes en el pecho y en el costado derechos. Noté cómo el dolor se extendía cada vez más. Me llegaba hasta la cintura y por arriba me dolía hasta el cuello. No encontraba la forma de sentarme en la silla de la cocina sin que me doliera. Me empezó a costar coger aire. No podía respirar sin que me doliera. Cualquier golpe de tos resultaba terrible. Me daba miedo toser.


No imaginé que era lo que era, pero otras cosas se me empezaron a pasar por la cabeza. Esos síntomas me hicieron pensar en cosas muy… feas. Cosas que prefiero no nombrar.


Como pude, me fui al dormitorio a avisar a Isabel,mi mujer. Casi no lo consigo. Apenas podía hablar. Del dolor que tenía, me dejé caer en la cama despertándola con sobresalto. Tumbado en la cama me dolía más aún. Eso, también me asustó más aún. Me levantó Isabel de la cama, yo no podía.


Como pude le expliqué, y en poco más de media hora estaba en el servicio de Urgencias del Hospital.


Radiografías, calmantes y más calmantes por vena y por vía oral, escáner, pruebas y más pruebas, para llegar a la conclusión de que un coágulo de sangre del tobillo se desprendió, no se diluyó bien y terminó alojándose en un pulmón obstruyendo algunas venas. Me quedé ingresado una semana con tratamiento de anticoagulantes, oxígeno y reposo absoluto en cama las 24 horas del día. Me dieron el alta por fin el día 1. Regresé a casa ya repuesto y ahora debo continuar con los anticoagulantes por 6 meses más.


Ya ha pasado todo, pero el susto lo sigo teniendo metido en el cuerpo. Porque sí amigos, el miedo es libre, y yo pasé mucho miedo.


Ahora a seguir adelante. Nuevas complicaciones. Ayer el trauma me dijo que hasta Agosto, no nos volvemos a ver con esperanzas de empezar una rehabilitación que no termina de llegar. Y ya vamos camino de los cuatro meses con esto.


Esto es lo que hay de momento...


Pepe.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Santi Palillo -

Joder Pepe, no sabía nada de este tema, vaya susto que os llevásteis, menos mal que lo pillásteis a tiempo.

Un abrazo y, como tú dices, adelante, siempre adelante.

sylvie -

Vamos Pepe...que todo es hacia adelante ahora...
Visito tu Blog por si apareces, veo que no, así que te llamaré.
Un abrazo enorme campeón.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres