Blogia
Pepemillas La Locomotora de Moratalaz

Carta a mis amigos atletas

MI PIE, EL CONTROL DEL SINTROM…


La semana pasada fue una semana atípica para mí. Mi prolongada ausencia en el foro se ha debido a motivos casero-personales de esos que no te dejan tiempo para nada. Asuntos familiares y demás. Nada que ver con mi salud, que aunque no va viento en popa, por lo menos va, que no es poco. He vuelto a llenar mi zurrón con nuevas dosis de paciencia para que la llegada del mes de Septiembre sea más llevadera. Apenas me cabreo cuando veo que el tobillo se me hincha un día sí, otro no. Eso ya está superado.


Tenía razón mi médico de cabecera: es un barómetro viviente. Con la ola de calor de la semana pasada se puso imposible. Pero yo lo aguanto todo… Por lo menos, no me dolía. A estas alturas, eso ya es mucho. La verdad, camino mucho mejor cuando no uso la muleta. De vez en cuando lo hago, pero sólo en casa. Para salir a la calle no prescindo de ella ante el temor a posibles torceduras o tropezones con esos adoquines levantados que de vez en cuando te encuentras en el camino. En esas, la muleta me ha ayudado más de una vez a no caer incluso.


El Viernes pasé el control correspondiente del Sintrom. Otro pequeño pasito para delante. Del anterior 1,14 me ha subido a 1,78. Otra vez rondando los 2 puntos. No sé si me han dejado libre por las fechas en que estamos, o porque la cifra a mejorado, pero el caso es que hasta el 30 de Agosto, no tengo que volver para pasar el próximo control. La pauta hasta entonces es de dos días un comprimido entero, y uno de ¾ de comprimido hasta esa fecha. Iba preparado con mi lista de fechas de vacaciones para que me encajaran con el control del Sintrom y no tuve ni que sacarla del bolsillo.


Mañana el médico de cabecera me extenderá el permiso. Definitivamente el día 19 nos vamos la familia enterita de vacaciones. Ya creí que me iba a tener que quedar de Rodríguez… El plan es: Del 19 al 23 de camping a Albacete. Ya está hecha la reserva. La zona del Río Mundo. Se le ocurrió a mi santa. No tenía ni idea de que existía un paraje como ese. Por lo que he visto en Internet, tiene que ser algo para no olvidarlo. Increíble. Dejaré un para de direcciones para que lo veáis.


El 23 regresamos para Madrid. Celebraremos aquí mi cumpleaños el 24, y el 25 iremos para Alicante. Allí estaremos 5 días con la familia de mi mujer, para regresar a Madrid el 29.


Por fin me quitar la espina que me quedó clavada el día 4. Ese día tuve que hacer un viaje relámpago a Alicante para recoger a mis hijas. Pasaron unos días con sus tíos y sus primos en la playa. Fui por la mañana y regresé ese mismo día por la noche. Me tuve que conformar con ver el mar desde la terraza de la casa de mis cuñados. No hubo tiempo para otra cosa. No pude ni acercarme a la orilla… Un suplicio para mí. Lo vi inmenso en su inmensidad y en su inmensidad, inmensamente azul…


Me acordé de aquello de “Desde mi ventana no puedo yo verlo… Desde mi ventana el mar no se ve…” Sólo que en esta ocasión sí que se veía. ¡Y cómo! Y no pude acercarme a presentarle mis saludos… Ya digo, un suplicio… Y para colmo de males, el día era luminoso y brillante a más no poder…



CÁDIZ, BAJO GUÍA, Y ALGUNAS COSAS DE LA TELE


Rafa, Plum, el otro día me acordé nuevamente de vosotros. (Lecter, tú, Rafa… de todos los de aquella zona) Fue inevitable. Vi en la televisión la carrera de caballos en la playa de Sanlucar. Esa carrera que se celebra desde hace 160 años. Otra vez mis viejos recuerdos de la niñez volvieron a revivir en mí. Cuando veía pasar aquellos caballos con todo su tronío a todo galope, levantando arena y espuma de mar bajo sus cascos… Me dejaban alucinado a su paso. Aquellos caballos con su poderío… ¡¡¡Uuuuufffffff…!!!


Cádiz, Bajo Guía, su playa, sus barquitas de pescadores… Su pescaíto frito y su fino de buen paladar… Y su olor mar y brea…


He visto más cosas en la tele estos días. ¿Habéis visto la carrera que hubo hace unos días de los que subieron al Pico Veleta? ¡¡Madre mía!! 50 Kilómetros cuesta arriba que ganó el mismo que la ganó el año pasado en menos de 3 horas (creo). No he visto información de esa carrera por aquí. Veré luego si ha habido algún valiente que estuviera allí y que haya contado algo de esa carrera. ¡Qué bárbaro! ¡50 Klm. cuesta arriba...! “Pa” morirse…


¿Y el Maratón nocturno que se celebró también hace unos días? Ese no recuerdo donde fue. Creo que era por parejas que hacían la mitad corriendo y la mitad en bici por turnos. Eso me pareció entender. Contaban en la tele los que la corrieron, que hubo momentos en que tenían por toda compañía el ruido de sus pisadas, el canto las chicharras y el brillo de las estrellas en la oscuridad más completa de los caminos. Menuda experiencia también esa… ¿No?


Esto me hace pensar en los que no podéis prescindir de seguir haciendo kilómetros y participando en carreras a pesar de estar en las fechas que estamos. Envidia a parte, es que me dejáis desconcertado. Recuerdo que KRISMARAN me comentó que poco después de la carrera de Carabanchel iba a colgar las zapatillas hasta la nueva temporada. Sin embargo, por lo que veo eso no va a ser así. ¿Qué ha pasado con eso, Krisma? Me obligas a preguntaros a unos cuantos: ¿Qué pasa con el descanso que se supone que hay que hacer entre temporada y temporada? ¿O es que ya lo habéis hecho? Porque a lo mejor ya lo habéis hecho y yo desde mi perspectiva no me he dado cuenta… ¿Puede ser? Con el tiempo que llevo de baja creo que he perdido la noción del paso del tiempo y que me he despistado de muchas cosas.


Es curioso, todo esto (lo mío) empezó en el mes de Abril y ahora me parece que Septiembre y lo que queda para que termine el año está a la vuelta de la esquina. Al principio me parecía sentir que el tiempo no pasaba.


También he visto los Mundiales de Atletismo de Helsinki. ¿Visteis la forma de llegar del japonés que ganó la prueba del Maratón? Ahora resulta que saben hacer algo más que construir robots, diseñar micro minichips y hacer fotos. Parecía que no fuera con él la carrera y que acabara de salir sólo un rato antes.


Qué pena que los españoles no hayan conseguido algo más. No tenemos más remedio que recordar en estos casos a los Martín Fiz, Abel Antón y compañía… ¿No es verdad? Hasta que lleguen tiempos mejores, al menos. Que seguro que llegarán. Además, muchas cosas deben mejorar en el atletismo de élite. Y no todas son a nivel de pista sino de despachos y de los responsables que los habitan.



Besos y abrazos.


Pepe.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres