Blogia
Pepemillas La Locomotora de Moratalaz

LOS KLM 5 Y 13 ME CONTEMPLAN...

<FONT SIZE=4>LOS KLM 5 Y 13  ME CONTEMPLAN...</FONT> Recuerdo que una de las cosas que más me impresionaba al ir al Ambulatorio con mi mujer, en los primeros días en que pude empezar a salir a la calle después de la operación, era ver lo que hay frente al Ambulatorio de mi barrio. ¿Por qué? Porque frente al Ambulatorio de Moratalaz está el Polideportivo del mismo nombre. Y junto a él, separado por una zona ajardinada, está el terrible - al menos para mí -, tramo de asfalto en el que coinciden los kilómetros 5 y 13 del recorrido del Medio Maratón de Moratalaz.


Desde la distancia me contemplaba irónico y me parecía adivinar una sonrisa vengativa en su trazado. Poco antes de pasar por el quirófano, yo había conseguido domar esta fuerte subida en mis entrenos. Ya había conseguido doblegarla y conseguía pasar por allí con algo más de gloria que pena. Pocas semanas antes, en los entrenos para la Media, esta subida se me atragantaba y los términos se invertían: pasaba por allí con más pena que gloria.


Es cierto, en la sinuosidad de su perfil, me parecía ver una sonrisa socarrona de venganza. Parecía decirme: “mira dónde estabas y dónde estás ahora”. A mí, sólo me quedaba hacer una cosa, mirar cabizbajo la escayola que entonces arrastraba y dar la media vuelta con las muletas en ristre. De mis labios sólo salía una palabra: “Volveré”.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres