Blogia
Pepemillas La Locomotora de Moratalaz

Luces y sombras

<font size=4>Luces y sombras </font> Luce hoy un día espléndido y brillante en Madrid. Sin embargo, yo me encuentro sombrío y espeso. Él y yo desentonamos hoy. ¿A qué se debe? (Pienso)


(Sigo pensando…)


Ya sé por qué es. Nunca se me ha dado bien deshojar margaritas a la hora de tomar decisiones. Y más cuando lo que decida pueda perjudicar a un tercero. Y en ese brete me encuentro ahora. Debo tomar una decisión en cuestión de horas y no sé qué hacer. 24 horas exactamente es lo que tengo.


Mi victoria ayer sobre el Sintrom, se vio ensombrecida por el consejo de mi traumatólogo y su decisión de no darme el alta hospitalaria en la víspera. Yo le entiendo, pero lo que esto puede significar de cara a mi trabajo, no me hace gracia. Tengo una incertidumbre encima que me bloquea y no me gusta.


Según el traumatólogo, el pie ya está casi complétamente recuperado. Hasta ahí bien. El problema está en que la pierna no, y hay que fortalecerla. Eso puede llevar otras tres o cuatro semanas. Si no lo hago, corro el riesgo de tener un problema serio en caso de dañarme la rodilla por ejemplo, simplemente por subir una escalera o bajarla. No hace falta que me ponga a correr para que suceda. Simplemente haciendo un movimiento brusco, ya puede pasar. Y no son pocas las escaleras que yo tengo que subir y bajar haciendo mis rondas en el trabajo. Ser Vigilante implica mucha actividad física.


El tema que me tiene ensombrecido es ese. Llevo seis meses de baja. Y ahora que no estoy impedido, debo esperar otro mes más. Bueno, yo no, la empresa. Y esto me sabe mal al ver que ya puedo andar sin molestia alguna. Es casi un problema de conciencia el que se me platea. De acuerdo en que si se presenta una emergencia y tengo que correr por algo, me encontraría vendido, pero me sabe mal. Entiendo que el objetivo del traumatólogo sea que yo regrese a mi puesto de trabajo plenamente restablecido, en plenas condiciones, pero… ¡Pero es que son seis meses, caramba! Nunca me han dicho nada, pero es que ya es mucho tiempo y no les tiene que hacer gracia.


Ante ese argumento, el traumatólogo me dice que menos gracia le hará a la empresa que al poco tiempo de haberme reincorporado, tenga que coger una nueva baja por algo que me llevaría más tiempo aún.



Independientemente de lo que él decida él, yo puedo pedir el alta por mi médico de cabecera en la Seguridad Social por mi lado. Eso creo al menos, porque igual me llevo la sorpresa de que ella tampoco me la da. Eso ya me quitaría todo el peso de encima.


En fin, no sé, creo que en medio de todo me ha venido bien escribir todo esto, porque ha sido como repasar todo lo hablado con el médico. Y ahora, de pronto me ha venido una pequeña luz que hace un rato no veía. Creo que ya sé lo que voy a hacer…


Además, no puedo ponerme así por esto. Y menos ahora. Sería injusto conmigo mismo. ¡¡Vamos!! ¿Ahora que estás que te comes el mundo, Pepe? ¡¡SIEMPRE HACIA DELANTE, NARICES…!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Pepemillas -

Ana, ¿y qué era lo que pensabas? ;-)))
Imagino que como muchos, opinabas que no debía de hacerlo, ¿no?.
Tranquila, de momento no me va mal. Y lo que es más importante, mi pie, no se ha resentido por ello de momento.
-----------------
oldwest...
No caigo, ¿te conozco?.
En cualquier caso, bienvenido. Pero veo difícil ya hasta pensar en MAPOMA 2006... Se echa encima y no estoy ni para empezar un plan de entrenamiento.
Según vayan pasando las semanas... esa espina se me irá clavando más y más. Te lo aseguro.
Un año más, como tantos otros...
Gracias de todas formas.
Un cordial saludo.

Pepemillas -

Muchas gracias, Cuco.
Dos meses llevo trabajando ya. Desde que escribí esas líneas ha pasado tiempo ya...
Y hoy puedo decir que no me arrepiento.
Lo necesitaba.
Como dices, mi trabajo es algo más activo que el tuyo.
Y en cuestión de horarios, seguro que tembién es bastante diferente: soy Vigilante de Seguridad.
Es una profesión en la que sabes cuando entras a trabajar, pero en la que más vale no hacer planes para cuando crees que vas a salir... ¡¡siempre puede surgir lo más inesperado!!
Sigo adelante, compañero.

oldwest -

Animo locomotora!! Ya correrás el Maratón de Madrid
del 2006 y seguro que el del 2007. Que te mejores!!!!

Ana* -

Hola, Pepemillas. Sabía ya que estabas lesionado pero no que llevaras SEIS MESES. Tiene que ser durísimo para alguien acostumbrado a correr quedarse quietecito tanto tiempo, pero veo que ya te queda poco, en comparación. No nos aclaras qué vas a hacer, pero espero que coincida con lo que yo pienso ;-)
Gracias por los ánimos y ¡animo! (me quedo con tu ¡siempre hacia delante!).

Cuco -

No traiciones tu máxima "siempre hacia adelante", pase lo que pase.

Yo hace unos años pasé por una experiencia similar, después de una lesión de 6 meses también mi conciencia me impulsaba a volver cuanto antes al trabajo; hay una "pequeña" diferencia, mi trabajo es de oficina. Si te sirve de algo mi opinión, yo en tu caso esperaría hasta estar completamente restablecido.

Recibe desde aquí una buena ración de ánimos y toda la suerte del mundo.

Encantado de haber descubierto este rincón, intentaré visitarlo siempre que tenga un rato libre.

Un saludo cordial.

Cuco
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres