Blogia
Pepemillas La Locomotora de Moratalaz

Evolución de mi recuperación

<font size=4>Evolución de mi recuperación</font size>

Se me está preguntando mucho por mi pierna en los últimos días, y siempre es de agradecer tanto interés por vuestra parte. Por eso es que me apetecía volver por este Blog para contar algo sobre el tema. Hasta ahora, ocupado como he estado en construir páginas Web a diestro y siniestro, lo había ido dejando de lado. Pero creo que ya es momento de poneros al día.


 

Ayer por la tarde fui a una reunión para padres del colegio de mis hijas. Tema: Catequesis. El sacerdote que se encargó de conducir la charla dijo una frase que me impresionó:


 

¿De qué sirve ser optimista o desenvolverse en el día a día con optimismo si no se tiene a nadie con quien compartirlo? ¿De qué sirve incluso tener la capacidad de transmitir y contagiar ese optimismo ante las adversidades si no se tiene a quien hacerlo?


 

Puede parecer presuntuoso, pero os juro que creí que me estaba hablando a mí. Pues eso es lo que me pasa aquí. Que tengo la enorme suerte te teneros aquí y de conoceros a muchos de vosotros personalmente. Gracias a Dios, en casa tampoco me falta con quién compartir mi optimismo. Mi santa sabe bastante bien de mi carácter optimista. Su apoyo en todo momento, también contribuye a que mi optimismo funcione.


 

EN CUANTO AL SINTROM…


 

El tema es cómo me va. ¿no? Bueno pues, digamos que hay un poco de todo. A toro pasado, que no quise preocupar a nadie en su momento,  diré que hace tres semanas me llevé un buen susto en el control del Sintrom. El nivel que tanto me costó alcanzar y mantener, se me fue de las manos. De estar entre 2 y 3 puntos… pasó a estar en 5,6. Alto riesgo según me dijeron.

El alma se me fue a los pies. No quise que se notara, pero hubo quien como en el caso del amigo merak, que se dio cuenta de que algo me pasaba. ¡¡Gracias, merak!! Menudo olfato el tuyo, compañero. Ya te lo dije. 


 

Me dieron de plazo 72 horas para volver a nivelarlo. En caso de no conseguirlo, habría que tomar otras medidas. Ingreso hospitalario en otras palabras. Sin problemas. Lo conseguí, bajó a 1,5. Menos de lo que tenía que dar, pero el caso era salir de ese pico de los 5,6.


 

Ayer, nuevo control de Sintrom. Nuevo batacazo. Ahora lo tengo en 1 punto. Los controles vuelven a ser semanales en vez de mensuales. Hay que estrechar el cerco al pajolero este del Sintrom y seguirle de cerca.


 

Me estoy jugando el hecho de que en Febrero no me dejen abandonar la medicación. Es cuando terminaba el plazo de seis meses. Veremos. Si hay que seguirla, pues se sigue y ya está. Tampoco me va a afectar al crecimiento a estas alturas de mi vida. Es que… una vez más tengo que reírme… No puedo evitarlo.


 

El alto riesgo del que me hablaban, incluía hemorragias internas de todo tipo que podían presentarse por sorpresa en cualquier momento.  Prefiero no entrar en detalles porque no es plan. Ahora el riesgo es el contrario. Cualquier coágulo tiene el terreno abonado para darme el susto que se le antoje. No quiero pensar que eso vaya a ser así.


 

Prefiero estar ocupado como lo estoy y no pensar en ello. Si lo hago, creo que ayudaré en buena medida a que eso pase y no me atrae la idea. Por eso era que tenía ya tantas ganas de volver al trabajo.


 

EN CUANTO AL PIE…


 

Llevo una semana más o menos bastante incómodo. El pie me transmite mensajes en Morse recordándome que sigue ahí para darme la lata todavía. Llevo unos días con la sensación de tenerlo “bloqueado”, se me hincha sin venir a cuento. Al menos no hay dolores. Eso lo agradezco.


 

La última semana ha sido de bastante meneo en le curro. Puede que eso haya tenido que ver. El cambio climático constante que tenemos puede que también tenga que ver con ello. No sé…


 

El caso es que yo sigo cuidándome no haciendo ninguna barbaridad. Mi ejercicio diario sigue en pie. Hago mis 12 a 15 kilómetros en la ciclostatic día sí día no, más o menos. A veces hago dos días de ciclostatic seguidos. Según como me encuentre. Unos 50 a 60 klm. semanales. También hago mis sesiones de aquarunning como las llama Plum. De vez en cuando algunos largos cuando me canso de caminar en el agua. Esto lo hago tres días a la semana. Ese es todo mi ejercicio. ¡¡Y qué gozada poder hacerlo!! Eso no es poco. El primer día que empecé a hacer algo de ejercicio, os juro que me sentí otro. Indescriptible.


 

Decidí suprimir en su día, en parte por consejo de Francisco – gracias por todo, Francisco -, y en parte por propia iniciativa lo de saltar a la comba. No me iba bien. Un ejercicio en exceso agresivo para el pie, el tobillo y la pierna en general. Hasta la rodilla se me resentía. Lo dejé. Aún hoy, pasado casi un mes desde que me dieron el alta en la Seguridad Social, sigo sin poder hacerlo. Tampoco lo intento mucho, pero sé que no puedo. La primera y última vez que lo hice, se me puso el pie como una bota a las pocas horas. Así durante un día. Fue un aviso.


 

Atención. que esto no lo había dicho hasta ahora. Tengo el alta de la S.S., pero no el alta hospitalaria. ¿Sorprende esto? Pues así es. Dicho de otra forma, si dependiera de mi traumatólogo, el doctor que me operó, aún estaría de baja. Tal vez lo ideal fuera eso, pero la vida real dicta otras cosas. Psicológicamente, necesitaba trabajar. Y aparte de eso, todos sabemos lo que se puede resentir la economía de un hogar cuando uno tiene que pasar por el trance de una baja prolongada. No me podía permitir más tiempo ese lujo. Han sido seis meses y medio…


 

¿Evolución? A estas alturas puedo hablar de que ya he recuperado bastante masa muscular del gemelo que se había quedado “seco”. Pero eso es todo. Fuerza, sigo sin haberla recuperado. Ya me voy dando cuenta de que eso tardará más en llegar. Tenso la pierna y aparentemente el gemelo se pone duro. Pero eso es todo. Para saltar por ejemplo, no me sirve.


 

Me he inventado un ejercicio que practico de vez en cuando. Hago caminatas prolongadas en las que alternativamente camino a paso ligero durante dos minutos. Lo tengo cronometrado. Me salen unos 140 – 145 pasos por minuto. A continuación camino durante un minuto a paso normal para recuperar. Pasado ese minuto vuelvo a repetir los dos minutos a paso ligero. Así durante media hora. El tono que cogen mis piernas me hace sentirme muy bien. A continuación hago ejercicios varios para fortalecer tanto el tobillo como el gemelo – caminar de puntillas, caminar de talón, etc. -.


 

Y así vamos… Despacito y quiero creer que con buena letra... Soñando con regresar, soñando con los circuitos que haré cuando pueda empezar a rodar… ¿En… Febrero? Quién sabe…


 

Soñando con el Medio Maratón de Fuenlabrada que en 2006 es justo el día de mi Santo. Esa podría ser mi primera carrera. Pero bastante antes de eso ya habría tenido que poder hacer algún 10.000 por lo menos. No sé, esos son mis cálculos. Otra cosa será lo que la realidad ponga en mi camino hasta entonces. Y ya estamos en Diciembre como quien dice… En Febrero se habrían cumplido diez meses desde la operación. Estoy casi seguro de que pretendo demasiado, por eso me gustaría saber la opinión de alguien más autorizado al respecto.


 

Soñando también con participar activamente con el GGM de una vez por todas en alguna competición. Puedo ser el miembro de ese grupo al que le cabe el “honor” de ser el más parado y el más inactivo que tienen. Un lastre, vamos. A ver cuando puedo corregir eso. Les echo de menos una barbaridad. Y eso que sólo salí a rodar con ellos un par de veces en el año que hace que les conozco. Eso, contando con la que me terminé de romper a finales de Diciembre del año pasado.


 

Ahora tengo calculados los 3 kilómetros que distan entre mi casa y mi trabajo. Los medí con el coche. ¿Podré hacerlos algún día? Espero que sí. Podría ser un comienzo.


 

  Quizá podría contar más cosas, pero creo que con lo que ya he contado, me he quedado bastante a gusto. Ahora sólo me queda decir una cosa… ¿La digo yo sólo o me quiere acompañar alguien…?

 

¡¡¡ Siempre adelante ¡!! ¡¡¡ Pepemillas, siempre hacia delante ¡!!

 Que nadie lo dude…


 Un abrazo, amigos. Gracias.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

5 comentarios

Pepemillas -

AÑADO:
Poder hacer algo de ejercicio alternativo es fundamental a mi modo de ver.
Su efecto terapéutico se extiende al plano psicológico y te da fuerzas para seguir adelante en la lucha diaria por superar lo que a veces parece insuperable.

Pepemillas -

Tú lo has dicho, Ana... ¡¡Qué cerca se ve Febrero ya!!
Muchas gracias, en primer lugar por tu visita. Como ves, lo tenía muy abandonado (el blog).
Nunca se termina de abarcar todo y terminas teniendo que dejar unas cosas por otras.
Podía tener abandonado el blog, pero a los amigos, NUNCA.
Con tu visita, me reafirmo en lo que dije ayer: las visitas más inesperadas, a veces son las mejores.
Hoy me pasaré a verte.
Gracias, Ana. Un abrazo.

Ana* -

Vaya, como no te conocía de antes pensé que tu lesión era cuestión de menos tiempo, pero veo que te tienes que cuidar mucho, mucho... Menos mal que puedes hacer ejercicios alternativos, así estarás en mejor forma a tu vuelta. Ojalá puedas volver a rodar en Febrero, y a partir de ahí ¡siempre adelante! ;-)

Un abrazo.

Pepemillas -

¡Qué grato recibirte por aquí, Hilario! Eso, a pesar de lo poco que me prodigo por tu Blog desde hace tiempo.
Demasiado tiempo tal vez.
Muchas gracias por esos buenos deseos. Ojalá puedan empezar a verse hechos realidad de aquí a un mes, más o menos.
Estaré pendiente de esas fechas de las que me hablas.
No hace falta que te diga lo que me gustaría, pero me atrevo a decirte que va a estar realmente difícil.
Desde el día 20 al 30 tengo una buena ristra de días consecutivos de trabajo.
A pesar de eso me las arreglaría para encontrar un hueco si hiciera falta.
Un abrazo Hilario.
Y gracias.

hilario -

Espero que pronto hagas esos 3 kms. Me alegro pese a todo de que puedas hacer algo de ejercicio y supongo que la bicicleta con esos 60 Kms semanales calmarán algo ese ansía de desfogue que tenemos los corredores.
Espero de todo corazón que en los próximos meses tengamos noticias positivas y a ver si tengo la oportunidad de saludarte en alguna escapada a Madrid. Yo iré del 23 al 31 y estamos hablando de coincidir algunos blogeros. Te lo comunicaré por si te viene bien.

Siempre adelante amigo. Un abrazo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres