Blogia
Pepemillas La Locomotora de Moratalaz

¡¡¡ Un cabreooooo… !!!

<font size=5><font color=green>¡¡¡ Un cabreooooo… !!!</font></font>

¿Motivos de mi cabreo de hace unos días? Estos son:
El Martes pasado, fui a ver al Traumatólogo. No me recibió el que me está haciendo el seguimiento desde el principio, el mismo que me intervino. No estaba disponible. “Bien”.
El que me recibió, a tenor de la última radiografía y por el aspecto que presenta la cicatrización de la herida del pie, me dijo que todo iba muy bien. De la infección pasada, ni rastro. Eso sí, todo él muy inflamado aún.


En resumen que todo iba muy bien pero que aún quedaba por hacer. Estimó que más o menos puedo necesitar un mes más para que esa inflamación baje y por fin pueda calzar normalmente. Bien, hasta ahí muy bien… pero – siempre tiene que haber un pero -, el disgusto mayúsculo me vino después. Cuando estaba en la parada del autobús, me dio por ordenar los papeles del historial, y cuál no fue mi sorpresa cuando al guardar el informe el que el traumatólogo hizo las anotaciones de rigor leo, y veo que pone: “Hacer vida normal”.


Yo le había explicado por activa y por pasiva que siendo Vigilante y haciendo turnos de 12 a 16 horas, buena parte de ellas de pie, y sin poder calzar como es debido, mal lo iba a llevar con un pie tan inflamado.
Él pareció comprenderlo y dijo que no me preocupara por eso. Y lo hice. No me preocupé. Pero claro, ¿qué hará la médico de cabecera cuando vea que pone “Hacer vida normal”? Es que no anotó nada más de lo que me dijo de palabra. La médico de cabecera, mucho me temo que lo que hará será darme el alta y punto. Eso, por mucho que yo le explique lo que me dijo el Traumatólogo. Lógicamente para ella, lo que le valdrá será lo que está escrito en el informe.


También estoy harto de que en más de dos meses, la de cabecera no me haya visto el pie nada más que una vez y porque “se lo metí por la boca” - ojo, que nadie entienda lo que no es, que nos conocemos -. Fue cuando la infección se manifestó en todo su esplendor. El dolor era intenso. Ella se guía por los informes y por las radiografías que si no se las pongo en la mesa, tampoco me las pide. Eso no lo entenderé nunca.


Volviendo al tema, después de darle muchas vueltas, y comentarlo en casa con mi “abogada”, decidí dirigirme a Atención al Paciente” y exponer mis dudas. Me aconsejaron que volviera de nuevo al Trauma a pedirle explicaciones, porque aquello no parecía tener mucha lógica. Dicho y hecho.


Nueva cita con el Trauma. Le comento mis pensamientos sobre lo que decidiría la de cabecera al ver lo escrito en el informe, y más o menos viene a decirme que lo que me está dando es el Alta Clínica, pero que no implica o significa Alta Laboral. Eso ya queda en manos de la médico de cabecera – que por presiones de los Inspectores, según me explicaron en Atención al Paciente, se ven muy influenciados a la hora de dar el Alta lo antes posible -, cuando me viera. Eso será hoy. Dentro de un rato. A las 11:00. Veremos a ver qué pasa.


Y otra cosa que me escama mucho es que en ningún momento me habla nadie de hacer rehabilitación. Buena parte del pie sigue acorchada y me duele debajo de los dedos cuando llevo andado un buen trecho.
Que sí que quiero trabajar ya, pero caramba, quiero hacerlo en una mínimas condiciones que me lo permitan. ¿Qué ya llevo mucho tiempo? Pues sí, ¿pero qué culpa tengo yo? Pues eso.


¡¡ Por Dios ¡! Qué aburrimiento de lectura. ¿Alguien se ha atrevido a leer todo esto?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Pepemillas -

KRISMARAN:
no sabes cómo y cuánto agradezco tu paso por aquí. Ya te echaba yo de menos, hombre. Bueno, ya has visto que tu deseo no se ha cumplido. La solución era bien simple pero es que yo no sabía verla: ¿Que el pie no cabe?, pues unos zapatos más grandes y ya está.
Insisto: esto me parece de lo más surrealista.
Gracias, Krisma. Vuelve por aquí cuando quieras, tío grande, que es gratis.

Sylvie:
ya lo ves, ni lógica ni inteligente. Simplemente interesada. El calzador se inventó para algo.

Merak:
¿qué decirte a ti? Gracias, socio.La verdad es que cuando terminé de explayarme en explicaciones me quedó un poco de mal cuerpo pensando en el lector, pero es que no podía contarlo con menos palabras. Me aguanté un día entero para darle forma a lo que quería contar por escrito.
Gracias.

Ana:
¿sabes lo que a lo mejor me venía bien? Un poco de tu
"Ooooooommmmmmmmmmm" de ese que se hace en
yoga juntando los dedos índice y pulgar, con las piernas
cruzadas, sentado en el suelo, con los ojos cerrados y
respirando con el diafragma... jejejeje...
Buena práctica esa del yoga. Gracias.

ag_ana -

hay PEPE; se te nota enojado, llegué hasta acá osea que me comí todo el post!!! pero mas allá de lo que te diga tu médico de cabecera no hagas el bocho y tomalo con calma, un beso! y fuerza...

a mi post le hace falta ruido de lluvia y listo! como se nota que acabo de llegar de yoga y estoy hecha paz y armonia... jaja!!

merak -

a mi me gusta leerte...
abrazos

Syl -

si, hombre, si...yo también.

Espero que hayas vuelto a meterle el pie por la boca de nuevo y haya podido ver que así no es posible trabajar.

Igual la médico de cabecera ha sido más lógica...a ver que nos cuentas.

Besitos pepito.

KRISMARAN -

Pues yo sí lo he leído y lo único que te deseo es que la médico de cabecera sea lo suficientemente inteligente como para comprobar por sí misma que ese pie no está para pegarse el tute que conlleva tu trabajo.

Ya nos contarás qué te dice la susodicha.

Un abrazo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres