Blogia
Pepemillas La Locomotora de Moratalaz

Haciendo balance...

<font size= 4>Haciendo balance...</font>

Haciendo balance...

Un balance, lo normal es que suela hacerse o a final del año
o después de un periodo más o menos prolongado de tiempo.
Partiendo de ahí, yo voy a romper la premisa y lo hago de lo
que va de año, que aunque es un periodo corto, en mi caso
no es poco, por lo intenso que ha sido.


Todo balance que se precie tiene su haber y su debe. Este
va a tener su lado positivo y negativo...


Por el lado positivo, que me hace recordar que no debería
quejarme tanto, es que aquí estoy escribiendo esto, aunque
sea casi en el último día del primer mes del año. Y eso, tampoco
es poco. Quizá es que quiera empezar el año sin un hueco
en un mes de Enero de 2007 en el que no habría escrito
nada de nada. Sí, eso también. Lo reconozco. Vanidad manda
en este caso, pero ya me pasó el año pasado y no quiero
que se repita.


Por el lado positivo: Esa falta de movilidad en los dedos del
pie de la que me quejaba - tal vez demasiado pronto, lo
reconozco -, ha pasado a mejor vida. Hoy por hoy, y ya
sin apenas molestia alguna, hasta el dedo gordo es capaz
de bailar un rock por sí sólo.
En serio, hay una ligera molestia, pero escasa.


Por el lado negativo: Que estoy harto ya de las inyecciones
de Eparina. De eso y del tiempo tan prolongado que llevo
ya de baja. Pero bueno, poco importa el tiempo si es para
bien.


Por el lado positivo: La inflamación ha descendido bastante
en los últimos días. Aún no puedo calzar zapatos de vestir
o trabajar, pero estoy convencido de que falta poco. Eso
es un alivio.


Por el lado negativo: Me siguen molestando los dedos si
durante un tiempo prolongado intento caminar haciendo
el movimiento natural del pie para andar.


Por el lado positivo: Esto me permite ver también que cada
vez cubro una mayor distancia hasta sentir esta molestia.
Supongo que eso también indica algo.


Más por el lado positivo: Que hace mogollón que ya no
necesito tomar calmantes. No así con los antiinflamatorios
que ahora sí parecen estar haciendo lo que tienen que hacer.
También, que han pasado más de dos meses desde la
operación. El mismo tiempo que había pasado en la operación
anterior y que fue cuando me llevé aquel susto del que no
me quiero acordar más de lo debido.
Aquí si acaso, el susto ha venido dado por una infección
inesperada, y muy molesta, pero que atajada a tiempo
se ha curado muy bien.
Toquemos madera.


Y más por el lado positivo: Hablando con el Trauma de
lo de la posibilidad de que mi juanete se reproduzca,
me dejó claro que es poco probable que esto vuelva a
suceder antes de 20 0 30 años. Vamos que ni preocuparme
por ello. Esto me da ciertas esperanzas.


Dicho todo esto, mañana Martes me ve de nuevo el
Trauma con nueva radiografía en mano y a esperar
que la prótesis que me recetó para colocar entre el
pulgar y el dedo vecino haga lo que tiene que hacer,
y a empezar a pensar en llevar una vida normal.


Calculo que poco me queda ya de estar de baja. Sin
embargo, por el lado negativo, tengo que añadir
que me gustaría que mi perrilla lo llevara tan bien
como lo llevo yo. Y me temo que no va a ser así
desgraciadamente. Lo suyo es más serio. Pero
ahí está, alegre, aprendiendo casi cada día una
cosa nueva - porque es más lista que el hambre -,
y sin dejar de crecer. En una palabra, dándome
ejemplo muchas veces. A mediados de mes le toca
a ella sesión de radiografías.


Conclusión, que el balance es más positivo que negativo.
Está claro. Hay más motivos para sonreir que para
quejarse, ¿no os parece?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

5 comentarios

Pepemillas -

¡¡ Ah, pero sí...!!
¡¡ Por supuesto !!
¡¡¡ Siempre hacia delante !!!

Pepemillas -

Y yo que no he conseguido averiguar todavía por qué unas veces se producen cardenales que da miedo verlos y otras no queda ni rastro...
No lo entiendo, debería de ser ya todo un experto en el tema.
A ver si alguien me lo aclara.

Un abrazo, Miguel.

merak -

ay! las inyecciones de eparina... no me lo recuerdes...
veo que sigues fiel al prncipio novatil: siempre hacia adelante, pues eso es lo más positivo.
noa es lindísima, con andar traqueteante o no... me encanta.
abrazos muy fuertes amigo

Pepemillas -

¿La perrita? Sí, la mimamos mucho pero su caminar y su carrera me parece que tienen difícil solución.
Va camino de quedar muy mermada. A mediados de este mes le hacen radiografías nuevas. Veremos.
Pero ella sigue igual de alegre, inquieta y juguetona.

Gracias, Sylvie.

Syl -

Así es...muchos más positivos que negativos, desde luego...tan vivito y coleando como siempre mi Pepito...

Qué foto más preciosa a esa dulce Noa...como me gustaría acariciarla algún día!!

Veo, por lo que cuentas, que a ella no le ha ido tan bien tras el accidente...¿y eso?...¿secuelas graves?
Lo siento de corazón, espero que tus niñas la mimen mucho...tanto o más que tú.

Besitos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres