Blogia
Pepemillas La Locomotora de Moratalaz

Cuando un "Buenos días" es algo más que dos palabras

<font size=4>Cuando un "Buenos días" es algo más que dos palabras</font>

Como tantas mañanas en que puedo hacerlo,
dejé hoy mi saludo matutino en el Foro de Carreras
Populares, en el que nos comunicamos los amigos que
compartimos esta afición. Estas fueron mis palabras:


¡¡¡ Buenos días !!!


A veces sólo dos palabras significan mucho.
- Que sigo aquí.
- Que sigo adelante.
- Que no me rindo.
- Que no me importan los obstáculos...


Os deseo lo mismo a todos en el día de hoy.


ABRAZOS


No esperaba tener que aclararlo, pero lo hago...
Quise decir que en ocasiones un sencillo “Buenos días”
- dos palabras que tan caras se venden algunas veces -,
sirven también para indicar algo que en la boca de
ATENAS se traduciría por algo así como: “sigo vivo, que
no es poco. Sigo en la lucha. No claudico”.


Y para ir un poco más lejos, si hay un “alguien”
que desde “alguna parte” me está poniendo a prueba, que sepa
que no lo tiene nada fácil conmigo.


Soy de otra pasta, o al menos lo intento y quiero creer
Que a veces hasta lo consigo. Soy duro, soy fuerte,
me doblo como el bambú, pero no me parto. Me vuelvo a
enderezar y afronto el siguiente embate más crecido
Y más seguro.


Si pudiera explicar cómo terminó mi pie izquierdo ayer
después de 16 horas de trabajo, bastaría para entender por qué
digo todo esto y lo agradecido que estaba al levantarme y
poder llegar a la cocina a desayunar sin apenas dar tumbos
ni renquear más que lo mínimo aceptable.


A la vista de cómo tenía el pie al acostarme nunca hubiera
imaginado que me levantaría así de bien.
Las atenciones de mi mujer al llegar anoche a casa, que casi
me esperaba con un barreño de agua caliente con sal gorda en
las manos, obraron el milagro para este pie, que más que
un pie era un muñón en fase de metamorfosis a transformarse
en rueda, haya amanecido como lo ha hecho.


Hoy son sólo 8 horas de trabajo y a las 15:30 como mucho,
estaré en casa comiendo y pensando en dormir una buena
siesta de las que reparan hasta lo que no está escrito.


Sí, sin duda, levantarse tan bien, después de haberse acostado
tan mal, es para estar agradecido por muchas cosas. Tanto,
que uno tiene hasta ganas de compartirlo con los que aprecia.


Imagen: Amanecer

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

5 comentarios

Pepemillas -

¡¡¡ Faltaría más rivendel !!!
Ni se te ocurra pedir permiso para entrar en este rinconcillo de mis desahogos.
Muy al contrario, es un honor para mí recibir tu visita siempre que quieras.
Estás en tu casa.
"Los amigos de mis amigos, son mis amigos".

Un beso muy fuerte, rivendel.

rivendel -

Hola Pepe, con tu permiso te visito, espero volver amenudo pués el sitio está muy acogedor

Pepemillas -

Nooooo... Merak... Somos dos más, mi prima y yo los que madrugamos, los demás venís después.

Ahí estamos, Sylvie, ahí estamos...

sylvie -

Pues muy buenos días...y alegres de ver esa mejoría casi milagrosa...

Que vaya bien esa siestaza.

Besitos.

merak -

... ah, eres tú el de los buenos días todos los días????
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres