Blogia
Pepemillas La Locomotora de Moratalaz

¿Acaso tendré miedo?

<font size=4>¿Acaso tendré miedo?</font> Recientemente he hablado y lo sigo haciendo, con un compañero de trabajo
que comparte esta afición por el atletismo popular con nosotros. Y más
concretamente por el Maratón.


Lleva en sus piernas un buen cirriculum de MAPOMAS y Medios Maratones
de Madrid y San Silvestres. Es decir que experiencia no le falta.
Se llama Miguel y para más abundancia tenemos amigos de esta afición
en común. Entre otros diré que conoce a Kike, y a Emilio Comunero.
Por eso cuando hablamos de todo este mundillo de las carreras populares,
a mí, irremediablemente se me hace la boca agua. Y él lo sabe.


No son pocas las veces que me ha animado a retomar las zapatillas.


El caso es que hace pocas fechas, después de correr el último Medio
Maratón de Madrid, me picó tanto tantísimo comentándome cómo le fue
la carrera, que no pude por menos que llamarle un poco después por
teléfono empezada ya mi jornada de trabajo.


Y no era para otra cosa que para darle las gracias.
Sí, porque desde que me subí al coche en el que hago la patrulla,
hasta que llegué a mi primera parada del día, me pasé el trayecto
reflexionando sobre qué podía ser lo que me pasaba. Y llegué a la
conclusión de que tal vez lo que tenga sea miedo. Miedo a ver a los
médicos que me podrían dar la solución a este parón en el que me
encuentro. Miedo a que me digan sobre todo, que me olvide de este
deporte que tanto quiero. Miedo a que tal vez no tenga solución lo
de mi pie, que es lo que me hace tener cierto reparo a ponerme las
zapatillas para intentarlo siquiera una sola vez.


Y me planteé si ese miedo del que tal vez no me había dado cuenta
hasta ahora es el que me impide acudir al médico para ver qué salida
puede tener esto. Por eso, cuando le llamé a mi compañero Miguel,
además de darle las gracias por abrirme los ojos a algo que hasta
ese momento no había sido capaz de ver, le hice la promesa de ir
al médico de cabecera tan pronto me fuera posible para pedir cita
para el traumatólogo.
Sí, se lo prometí. Y así lo hice días después. Pasé por la consulta
y tengo cita para el traumatólogo, el próximo 25 de este mes.


En cuanto me dieron el volante para el médico de cabecera fui
expresamente a ver a mi compañero Miguel para enseñárselo y para
darle de nuevo las gracias. Ahora tengo la promesa en el aire de
que si todo va bien, le debo una trotada juntos del mismo modo que
la tengo pendiente con Josero, con Tetovic y tantos más.


Por todo ello quiero mandar desde aquí un saludo a Miguel y un fuerte
abrazo por haberme hecho recobrar la ilusión y las ganas por volver
a intentarlo. Gracias, compañero.


Esperemos acontecimientos. Y que unas plantillas, que es en lo que
tengo planteadas mis esperanzas, sean la solución. Porque desde
luego, a lo que no estoy dispuesto, es a volver a pasar por un
quirófano. Al menos por este motivo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

anita -

a ver como te va en lo de doc.. un beso grande!

irishdecai -

Cuando tu quieras pepe y coincidamos conectados, no lo dudes. Aun tenemos pendiente una vueltecita por los madriles con las Respectivas, vale?
cualquier finde me lio la manta a la cabeza y lo cumplimos. O tu por Cai.

Pepemillas -

No te voy a quitar la razón que tienes, Irish. Porque la tienes y mucha.
Y me atrevo a añadir también la desgana que he tenido.
Pero no te preocupes, eso se corrige con unas cuantas zancadas.
Y a parte de esto, cómo me alegro de verte por aquí. Me sentía algo solo. Gracias.

A ver si un día de estos tenemos una de nuestras charlas de antaño por messenger. ¿Recuerdas?

Un abrazo.

Sylvie, las esperanzas vuelven a estar intactas.
Y el ánimo en alto.
Tengo ganas de guerra.

irishdecai -

joder pepe, tu eres dueño de ti y tus circunstancias. Pero yo no dudaba ni un segundo en acudir al medico para buscar soluciones. Lo demas es pura melancolia y divagaciones. animate

sylvie -

Ese es mi Pepito ilusionao!!!!!!!!...leer estas palabras, me hace también darle las gracias a tu amigo Miguel...
Grande sería volverte a ver correr!!!!!!!!!!!!

Si, te debo un mail...a ver si saco tiempo debajo la manga...

qué ganas de verte, bandido!!!
(espero que sea este sábado).

Besitos mil capi.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres